Bienvenidos a la web de Figuras Literarias. Aquí encontrarás una lista de figuras literarias con definiciones y ejemplos. Utiliza la lista por orden alfabética de la izquierda para ver rápidamente las figuras literarias.


Elipsis

Definición: 
Figura retórica que consiste en omitir algunos elementos de la oración, por "sobreentenderse", en el mismo contexto por si solo dando énfasis en la frase que no se omite. Es muy usada en el lenguaje o vida cotidiana y está muy presente en los refranes populares.
Ejemplo: 
- ¿Qué tal? (el "tú" o el "estás" se sobreentiende). - Felix cantaba una canción romántica y sus amigos, unos boleros. (el "cantaban" se omite). - Lo bueno, si breve, dos veces bueno. (aquí el "es" se omite). - Año de nieves, año de bienes. (el "es" se omite). - A los árboles altos los lleva el viento, y a los enamorados el pensamiento. (el verbo "llevar" también se omite). - En abril, aguas mil. (el "caen" se omite por sobreentenderse). - A enemigo que huye, puente de plata. (el "ponedle" se omite). - Yo llevaba flores y ellos, el incienso. (el verbo "llevar" se omite).

Lítote

Definición: 
Dícese de la figura retórica o "negación atenuante". Es decir, afirmar algo negando lo contrario enfatizando una observación. Así mismo, pertenece a las figuras literarias de pensamiento y mantiene una estrecha relación con la ironía y el eufemismo.
Ejemplo: 
- Disculpa pero creo que no estás en lo cierto.(Es decir, sabes que está equivocado) - Manolito no debe andar muy lejos.(Está más cerca de lo que creemos) - No pasa nada, tampoco es tan grave.(No es para tanto) - No es la persona más limpia que conozco. (Es bastante sucio pero no lo digo para no herir sus sentimientos) - ¿Y te parecerá poco?(Eso que tienes ya es demasiado) - No fue poco lo que hablaron.(son un par de cotorras que no callan) - La profe no es tan fiera como la pintan. (La profe en realidad es muy dulce) - Lo que hiciste no es muy inteligente por tu parte. (Fuiste muy tonto) - ¡No me digas!(Dime, quiero saber) - Hombre, guapo, lo que se dice guapo... no es.(Es más feo que pegar a un padre con un calcetín sudao) - No es tan fiero el león como lo pintan.(Es fachada, es más bien tranquilo) - No me parece mala tu idea. (Es una idea muy buena) - María no es nada tonta aunque se lo haga.(Es muy lista) - No es algo que se vea todos los días.(Es algo muy raro o poco común) - Ese asunto no se debe tratar a la ligera.(Es un asunto muy serio) - Es una oferta que no vas a poder rechazar.(Es una oferta muy buena que debes aceptar) - No es un problema tan sencillo como parece. (Es un problema muy complicado) - ¡Anda que no estás tú agusto ni na'!(Estás muy agustito donde estás) - Sus palabras no tienen desperdicio.(Habla muy sabiamente y con propiedad) - Desempeñó un papel no menos importante.(Su labor era crucial)

Prolepsis

Definición: 
Figura retórica derivada del griego que significa anticipación. Algunos autores la usan para narrar por anticipado lo que le sucederá al personaje. También se la conoce como "Flash-forward", por lo que, consiste en alterar una parte temporal de la historia llevándola al futuro. O lo que es lo mismo, adelantarse a algo, con una idea repentina o incluso premonitoria (ver hechos antes de que estos ocurran).
Ejemplo: 
- Un personaje se acerca a un barranco y se ve a si mismo cayendo, días después, cae. (Este personaje ha tenido un flash-forward o premonición de su própia muerte. O sea, ha visto el futuro.) - Una persona tiene un sueño muy vívido de su própio accidente, es decir, sabe que si pasa por tal carretera, tal día concreto, a tal hora, tendrá un accidente. Por mucho que intenta evitarlo no puede pero, (en este caso verídico) la persona vió a alguien con su mismo coche sufrir el accidente, ese mismo día y a la misma hora. Él o ella se salvó aunque tuvo dicha premonición avisándole de lo que iba a ocurrir en el futuro sin entender muy bien por qué. OTROS EJEMPLOS: - Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas claras y diáfanas que se precipitaba por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. [...] "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez. - "Las hormigas se comerán Roma. Esta dicho”. - “Tampoco vendrán en mi defensa testigos que se puedan comprar con el dinero, el favor o la autoridad”. - “Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne”. - "El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”.

Dubitación

Definición: 
La Dubitación, como su própio nombre indica, expresa duda, vacilación, o indecisión. Es decir, es una figura literaria retórica también llamada de estilo que, consiste en hacer que el orador simule la indecisión que siente respecto a lo que intenta hacer o expresar. La dubitación puede presentarse como pregunta, o bien como negación. En la primera (muy similar a la interrogación retórica) nos lleva a "cómo nombrar", "hacer" o "qué decir". La negación hace alusión a simular duda, preplejidad o sorpresa por "no saber que hacer o decir" o "interpretar una situación". Por último, la dubitación se usa mucho a la hora de crear o escribir letras de canciones sobre todo en temas de amor.
Ejemplo: 
- Entre dimes y diretes, y entre dares y tomares, si por dónde empiece ignoro, mal sabré por dónde acabe. La empresa es harto difícil y el vulgo muy ignorante; ni yo sé lo que me digo ni él sabe lo que se hace. Pues ya la tenemos buena: ¡no echaríamos mal lance si estando los dos a oscuras un ciego a otro guiase! Eso no, lector amigo: "he querido ponderarte, que mi talento es pequeño y que la empresa es muy grande…". - Era una noche especial, para enamorarse no sé si te iba a encontrar pero fui a buscarte. Y cuando te miré no lo pude resistir, y cuando me acerqué yo no supe qué decir, y en esa noche de ti yo quedé hechizado. "Reik - No sé si es amor". - Amiga mía, no sé qué decir ni que hacer para verte feliz ojalá pudiera mandar en el alma o en la libertad, que es lo que a él le hace falta Llenarte los bolsillos de guerras ganadas de sueños e ilusiones renovadas Yo quiero regalarte una poesía Tú piensas que estoy dando las notícias. "Alejandro sanz - Amiga mía". - ¿Con qué palabras contaré esta tan espantosa hazaña... o con qué razones la haré creíble a los siglos venideros...? (Miguel de Cervantes)

Complexión

Definición: 
Dícese de la figura literaria y retórica de dicción que consiste en cobinar de forma simultánea otras dos figuras literarias como son la anáfora y la epífora. Es decir, usa la repetición de palabras tanto al principio como al final.
Ejemplo: 
- "no vos supiste servir, no, y, agora que os serviría, no vos puediste haber, no".(fragmento del Romance de rosa fresca). - El mar. La mar. El mar. Sólo la mar. (De Rafael Alberti). - Que el rey pase por lo que ordena que pasen todos, "justicia es". Que el príncipe, para introducir el remedio de los suyos, no repare en desnudarse de la majestad ni en humillarse, "justicia es". Que empiece por sí mismo la ley que quiere dar a todos, "justicia es". Que use del remedio que da, "justicia es"; pues aunque no le ha menester para la disculpa, le ha menester para el ejemplo. (De Francisco de Quevedo). - Para venir a gustarlo todo, no quieras tener gusto en nada. Para venir a saberlo todo, no quieras saber algo en nada. Para venir a poseerlo todo, no quieras poseer algo en nada. Para venir a serlo todo, no quieras ser algo en nada. Para venir a lo que no gustas, has de ir por donde no gustas; Para venir a lo que no sabes, has de ir por donde no sabes. Para venir a poseer lo que no posees, has de ir por donde no posees. Para venir a lo que no eres, has de ir por donde no eres. Cuando reparas en algo, dejas de arrojarte al todo. Para venir del todo al todo, has de dejarte del todo en todo. Y cuando lo vengas del todo a tener, has de tenerlo sin nada querer. (De San Juan de la Cruz).

Similicadencia

Definición: 
Dícese de la figura retórica de dicción que consiste en repetir palabras que acaban con verbos conjugados en el mismo tiempo y persona.
Ejemplo: 
- Hijo, para descansar es necesario dormir no pensar, no sentir, no soñar... ("Morir, Dormir" de Manuel Machado). - Fieramente existiendo, ciegamente afirmando.("La Poesía es un arma cargada de futuro" de Gabriel Celaya). - Con asombro de mirarte, con admiración de oirte, no sé que pueda decirte, ni que pueda preguntarte. ("La vida es sueño" de Calderón de la barca). - De carne nacemos, de carne vivimos, en la carne morimos.(Fray Antonio de Guevara). - Montes de agua lo combaten; vientos opuestos lo azotan; ardientes rayos lo alumbran, continuos truenos lo asordan. ("Recuerdos" de Mariano José de Larra).

Epanadiplosis

Definición: 
Dícese de la figura retórica que consiste en repetir al principio y final de una cláusula (una o varias oraciones), las mismas palabras, ya sea una o varias. Ya que, dicha palabra proviene del griego y significa duplicación.
Ejemplo: 
- Pasas llevando en tus ondas, "palabras" de amor, "palabras".(Romance del Duero de Gerardo Diego). - "Verde" que te quiero "verde". Verde viento. Verdes ramas.(Romance sonámbulo de García Lorca). - "Silencio" de la noche, doloroso "silencio" nocturno... (Nocturno de Rubén Darío). - ¿"Cómo era", Dios mío, "cómo era"? (Juan Ramón Jiménez). - "Vete", soldadito, "vete" al lado de esa morena. - "Trabajo" peliagudo, este "trabajo" has perdido. ¡Si no te queda un as! "Cabizbajo" el terceto, "cabizbajo". - "Última" amarra, cruje en ti mi ansiedad "última".(Pablo Neruda) - "Soneto" cuando nace no es "soneto" es una idea, un ritmo, y es "revés" de metro y rimas al "revés", "boceto" descarnado de un "boceto".

Analepsis

Definición: 
Dícese de la figura retórica o "flash-back" (como si fuera un "Deja vu") usada mucho en el cine para alterar un evento, es decir, trasladar una secuencia en el tiempo (al pasado) para ayudar a la acción que se narra en el presente, rememorar un hecho ya ocurrido o dar una lección.
Ejemplo: 
- Era la hora en que los niños juegan en las calles de todos los pueblos, llenando con sus gritos la tarde. Cuando aún las paredes negras reflejan la luz amarilla del sol. *Al menos eso había visto en Sayula, todavía ayer a esta misma hora. Y había visto también el vuelo de las palomas rompiendo el aire quieto, sacudiendo sus alas como si se desprendieran del día. Volaban y caían sobre los tejados, mientras los gritos de los niños revoloteaban y parecian teñirse de azul en el cielo del atardecer.*(Flash-back) Ahora estaba aquí, en este pueblo sin ruidos. Oía caer mis pisadas sobre las piedras redondas con que estaban empedradas las calles. "Pedro Páramo", de Juan Rulfo. - Los dos empleados del restaurante se encontraban limpiando las mesas después de cerrar el local. En ese momento ingresaron al lugar dos encapuchados que les exigieron la recaudación del día. Luego los asaltantes escaparon en un auto *que habían robado dos horas antes* en el estacionamiento de un supermercado. *(Flash-Back que describe el hecho que sucede antes de la acción presente.) - Cuando intenté levantarme para andar por el suelo, resbalaba, y aunque ya me figuraba dónde estaba, preferí no pensar, *pues me acordé de lo que mi madre me había dicho en su lecho de muerte. Yo estaba a su lado, muy triste, y mi madre, que se ahogaba, tuvo fuerzas para levantarse de medio cuerpo para arriba y con el brazo largo, largo y seco como un mango de escoba, me pegó un tremendo guantazo y me gritó aunque apenas se la entendía: !no pienses! Y murió.*(Flash-back) "Mi Cristina", de Mercé Rodoreda.

Paranomasia

Definición: 
Figura literaria retórica de dicción que consiste en emplear palabras con sonidos similares pero de significado distinto. Se usa para o bien causar asombro o bien, dar un toque humorístico, es decir, se usa mucho en chistes, trabalenguas, juegos de palabras e incluso anuncios publicitarios.
Ejemplo: 
- Tres tristes tigres tragan trigo en un trigal. (Trabalenguas) - ¿Cómo quieres que te quiera, si el que quiero que me quiera como quiero, no me quiere como quiero que me quiera? (Trabalenguas) - Cómo poco coco como, poco coco compro. (Trabalenguas) - Poco a poco hila la vieja el copo. - Tardón en la mesa y abreviador en la misa. - Tanta tinta tonta que te atenta y que te atonta. Del Grupo musical Estopa, "Tanta tinta tonta". - Para triunfar se requiere mucha transpiración (sudor) y un poco de inspiración. - En la buena república el sacerdote ora, el labrador ara... (José de Larra). - Entre casado y cansado solo hay una letra de diferencia. - Sr. Cela se está usted durmiendo... (a lo que respondió el premio nobel) "No! estoy dormido, porque no es lo mismo estar jodiendo que estar jodido!" (Camilo José Cela). - Con dados ganan condados. - Mimarse no es mirarse, ni minarse. - No es lo mismo tejidos y novedades en el piso de encima, que te jodes y no ves nada y encima te pisan. (Juegos de palabras). - No es lo mismo huevos de araña, que aráñame los huevos. (Juegos de palabras). - No es lo mismo ver a tu hermana en el jardín del Eden, que le den a tu hermana en el jardín y tú lo veas. (Juegos de palabras). - "En esto estoy y estaré siempre puesto" (Garcilaso de la Vega). - Milicia contra malicia. - Cuando cuentes cuentos, cuenta cuantos cuentos cuentas porque si no cuentas cuantos cuentos cuentas, nunca sabrás cuantos cuentos cuentas. (Trabalenguas) - Me trajo un traje. - Es una especie de especia aromática.

Interrogación Retórica

Definición: 
La interrogación retórica o erotema es simple y llanamente una figura llamada de diálogo. Es decir, el interlocutor hace una pregunta de la que no se espera respuesta. Su finalidad es el de reforzar un punto de vista. Se incluye en las figuras de Pensamiento.
Ejemplo: 
- ¿Dónde están los cascos azules? (en sentido irónico ya que no eperas una respuesta) y en situación de conflicto. - ¿Por qué este inquieto y abrasador deseo? del autor: José de Espronceda. (es una interrogación retórica ya que no espera que nadie responda sólo da énfasis para expresar la pasión que siente). Otros Ejemplos también usados con mucha frecuencia en nuestra vida cotidiana: - ¿quién sino él puede haberlo hecho? - ¿Qué tal? (cuando lo usamos como saludo). - ¿Tengo monos en la cara? (expresas malestar cuando alguien se queda embobado mirandote) - ¿Cuándo acabará este calvario? (no esperas una respuesta tú mismo te auto-preguntas) - Pies, ¿para qué os quiero? - ¿cuándo se habrá visto una cosa igual? - ¿ya estás despierto? Más ejemplos: - ¿Serás, amor un largo adiós que no se acaba? (Pedro Salinas) - ¿Qué es la vida? me preguntas mientras me desenamoras, me olvidas, me arruinas. (P. Del Castillo). - ¿Acaso no es, el mar, inmenso a la vista? - ¿Quién me puede sacar de este mi cruel momento que apenas me puedo parar por tener el cuerpo muerto? (Claudia Prado).
Distribuir contenido